image1 image2 image3

BIENVENIDO A LA MACELLERIA | DESCUBRE UNA EXCLUSIVA SELECCIÓN DE CARNES MADURADAS | VEGETALES SELECCIONADOS | Y MERCADO ARTESANAL

I ♥ Parrilla ¿A quién se le ocurre?


Bueno ciertamente la idea es el resultado de algunos meses de maltratar mi sentido del gusto con una obligada dieta de "Churrasquito", "Pechuga Gratinada" y "Lomito BBQ"... a simple vista de muy buen gusto todos, sin embargo carentes de cierto "carisma" pues suelen ser insípidos, fríos, sin ese toque que hace que hace de cualquier plato una verdadera obra de arte, (y no hablo de tener una billetera de edición ultra especial artística limitada deluxe para comer bien); sólo que mi obligada dieta en restaurantes de masa me ha puesto a pensar: ¿A dónde se fue el sabor?


No soy un experto en sazón, de hecho hasta hace poco era los muchos que sólo pensaban en la cocina mientras maquinaba un elaborado plan de cómo asaltar la nevera y salir victorioso; Pero como a muchos (si no todos), me gusta disfrutar del sabor de la comida en todas sus expresiones.



Una intensa búsqueda

Es eso lo que he realizado, tratando de encontrar el culpable de que en los días de hoy, la buena cocina haya dejado de ser el centro de atención de nuestros paladares. Quién no extraña aquellos días de antaño, donde nuestras madres y abuelas cocinaban los más exquisitos manjares, seleccionaban detenidamente sus ingredientes y guardaban celosamente sus recetas, las cuales habían perfeccionado con cuidadosa dedicación…

Hermosos tiempos, pero volvamos al presente y dediquemos un momento a evaluar los posibles sospechosos de que ya no sea así:



Sospechoso 1: La mítica cocina

Antecedentes: Generar pánico y desórdenes públicos por ser varias veces sospechosa de posesión ilegal del tiempo, retención de recetas y tráfico de ingredientes.


En estos tiempos, muchos han dejado a un lado las innumerables propuestas de la buena cocina en casa, ya sea por el pavor a cocinar o por no contar con el tiempo suficiente para hacerlo.

Todos hemos fracasado alguna vez en nuestros intentos de cocinar, pero vamos, que hoy en día no hace falta buscar las misteriosas recetas de la abuela para hacerlo; con algo de astucia, un poco de tiempo y la ayuda de internet o un buen libro estaremos cerca de dar un gusto a nuestro paladar.



Sospechoso 2: Su restaurante más cercano
Antecedentes: Monopolización de platos, sobreexplotación de ingredientes.


El problema no se trata sólo de dedicarnos a cocinar, si no de fijarnos al menos en lo que comemos.

¿Cuántos de nosotros no salimos a “pits” en medio de nuestras pesadísimas jornadas laborales y corremos a encontrar un puesto libre en el primer restaurante que encontramos? Bueno a mí me ha pasado, y gracias a ello es que he castigado de forma tan severa mi gusto, porque… ¿a quién engañamos? Muchos de nuestros restaurantes de cabecera no nos ofrecen la variedad más grande y mucho menos, nos garantizan la cuidadosa preparación y manipulación de los ingredientes que utilizan.



Sospechoso 3: Los productos que se esconden sigilosamente en su nevera.
Antecedentes: Manipulación de insumos de dudosa procedencia, contrabando de especias, expedición de los peligrosamente adictivos precios bajos.


Ciertamente la calidad de los platos que nos alimentan depende de dos factores importantes: Cómo los preparamos y con qué los preparamos.

Gran parte del problema es que en algunas situaciones nos hemos visto obligados a usar ingredientes de dudosa procedencia, que se presentan en el mercado como “lo más barato”. Esto ha generado graves síntomas en nosotros, haciendo por ejemplo, que mientras buscamos en el mercado, nuestros ojos puedan ver difícilmente más allá de las etiquetas de precio.




El ingrediente Clave

Luego de tener claros los factores que han generado la problemática, he decido lanzar una propuesta que ofrezca lo que muchos necesitamos, ingredientes de calidad, y más específicamente, Carnes de Calidad. Aquí nace: Enrique Ruiz | Carnes y Salsamentaría.

La carne es casi siempre el protagonista de muchos de nuestras comidas, ya sean nuestros ricos y tradicionales platos colombianos o la sofisticada comida internacional, la gran mayoría tiene como ingrediente central una porción de carne de res o cerdo, o incluso una apetitosa porción de pollo.

Sin embargo a pesar de que la carne es el ingrediente central para muchos, también hemos visto repetidamente escenas como éstas, que seguramente nos ha hecho sospechar más de una vez de la porción que hemos servido en nuestro plato:



Vamos, que algo como esto no tiene razón de ser. Además de ser desagradable, hace que no podamos disfrutar de nuestras recetas y más de una vez nos ha hecho fracasar en nuestros intentos culinarios por dar como resultado un trozo de carne duro, seco y sin sabor.

Por eso, Enrique Ruiz marca la diferencia, con un formato de negocio pequeño, de atención personalizada, pero sobre todo los más exigentes estándares de calidad, que garantizan que encontraremos lo que más anhelamos y necesitamos: Lo Mejor.



Pero además de proveer carne con garantía de mejor calidad, que mejor que dar luz a las mil y una formas de prepararla que nos han acompañado por generaciones, aquellas recetas que nos hicieron amar la cocina de nuestras madres y abuelas; he aquí el nacimiento de ♥ Parrilla, un blog con el que seguramente muchos haremos una que otra parada en nuestra cocina para devolver el tan anhelado sabor a nuestros platos. Y lo mejor: Todos podemos contribuir.

Compartir en:

CONVERSATION