image1 image2 image3

BIENVENIDO A LA MACELLERIA | DESCUBRE UNA EXCLUSIVA SELECCIÓN DE CARNES MADURADAS | VEGETALES SELECCIONADOS | Y MERCADO ARTESANAL

Cómo saber qué tan fresco es el pollo que compramos

¡Hola! Luego de algún tiempo sin actualizaciones regreso con una entrada breve pero muy útil para quienes, como yo, alguna vez se preguntaron cómo saber si el pollo que compramos está o no fresco…










Pues bien, si quieres saber si el pollo que estás a punto de comprar para una de tus preparaciones favoritas está fresco, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Revisa el tono el tono de la piel, debe tener una tonalidad rosada y sin ningún tipo de manchas, como zonas violetas o verdes.
  • No debe haber ningún signo de maltrato o golpes. Es aconsejable que el pollo que vas a comprar esté entero.
  • La pechuga debe presentar una forma redondeada y firme.
  • Fíjate en el aspecto del extremo de las alas, no debe presentar una tonalidad oscurecida.
  • Levanta con cuidado la piel, debe estar adherida con cierta firmeza a la carne. Mientras más flácida se vea la piel con respecto a la carne, más tiempo puede llevar en exhibición el pollo.
  • Fíjate también que no haya mucha grasa entre la piel y la carne.
  • Si estás comprando pollo empacado o en bandeja, revisa con atención la fecha de empaque y vencimiento.


Bien eso ha sido todo, espero que sea de gran utilidad para todos, y... ¡buena cocina!

Compartir en:

CONVERSATION