image1 image2 image3

BIENVENIDO A LA MACELLERIA | DESCUBRE UNA EXCLUSIVA SELECCIÓN DE CARNES MADURADAS | VEGETALES SELECCIONADOS | Y MERCADO ARTESANAL

¿Utilizar fruta para asar carne? Esto te interesa…

Hoy en día es usual ver algunas recetas en las que las carnes se asan acompañadas con algún tipo de fruta. Aunque es notable que el resultado principal es el delicioso sabor aromático que proporcionan algunas frutas a nuestros cortes de carne, ¿será esta la única ventaja? 








Entre las frutas más comunes para acompañar el proceso de asar carnes encontramos naranjas, limas, manzanas, papayas y piñas; podemos encontrarlas en variedad de recetas internacionales y autóctonas de cada región de nuestro país, e incluso en el conocido pavo que compartimos en navidad. 

Si somos detallistas podemos encontrar que las carnes asadas con piña o papaya también tienen una textura mucho más suave y jugosa, esto se debe a que existe en estas frutas una enzima (bromelanina y papaína respectivamente) cuya principal propiedad es el hecho de ser proteolítica, es decir, que degrada las proteínas. 

Como sabemos, la carne está compuesta principalmente por proteínas, entre ellas el colágeno, responsable de la dureza de la carne, es por eso que al entrar en contacto con las enzimas de las frutas tiende a degradarse, haciendo que la carne se haga más blanda y jugosa. 

Es recomendable dejar los cortes de carne en zumo de piña o papaya, durante unas ocho horas antes de llevarlos a asar. Así tendremos carne más suave, jugosa y con el exquisito aroma de las frutas. Si no cuentas con el tiempo suficiente para dejar la carne en el zumo de fruta, la puedes asar acompañada de trozos de fruta fresca.

Compartir en:

CONVERSATION