image1 image2 image3

BIENVENIDO A LA MACELLERIA | DESCUBRE UNA EXCLUSIVA SELECCIÓN DE CARNES MADURADAS | VEGETALES SELECCIONADOS | Y MERCADO ARTESANAL

Medallones de Cordero: Una opción alternativa

Si bien es una tradición de antaño la preparación de un pavo, un pernil de cerdo o incluso un pollo relleno para protagonizar nuestra cena de noche buena, podemos jugar a ser originales e innovar con una receta fácil y deliciosa.

El cordero es en general una preparación deliciosa y ésta temporada puede ser la excusa perfecta para incluirlo en nuestro menú. El resultado es exquisito y como ya nos ha podido ocurrir antes, más de uno querrá repetir.


Ingredientes: 

1 Kg de solomillo cordero
1 cebolla cabezona
2 zanahorias medianas
2 dientes de ajo
1 ramita de apio
1 ramita de tomillo
1 vaso de vino de cocina
5 cucharadas de mostaza (en grano)
½ taza de caldo de verduras
1 cucharadita de orégano
2 cucharadas de aceite de oliva
Pimienta triturada al gusto
Sal al gusto


Preparación: 

Precalentamos el horno a 200°C, pelamos las verduras y las cortamos en trozos. Deshuesamos la carne y dejamos los huesos en una bandeja de horno. Los regamos con las 2 cucharadas de aceite de oliva y añadimos la ramita de tomillo y los dientes de ajo. Dejamos dorar.

 Cuando los huesos estén dorados, agregamos el vino de cocina, las verduras en trozos y el caldo de verduras. Ahora dejamos hornear durante aproximadamente 40 minutos.

A parte, mezclamos la mostaza, el orégano, la pimienta y la sal. Limpiamos el exceso de grasa del corte de cordero (si es necesario) y con la ayuda de una brocha de cocina o un pincel sazonamos el solomillo con esta mezcla.

Ahora colocamos la carne en una bandeja y llevamos al horno durante unos 30 minutos. (a 200°C también). Cuando llevemos 15 minutos de horneado, es importante que demos la vuelta a la carne con el fin de obtener una cocción más uniforme.

Una vez horneado, cortamos la carne en medallones de aproximadamente 1 – 1.5 cms de grosor.

Ahora volvemos a los huesos y las verduras que habíamos horneado previamente. Los retiramos de la bandeja y con la ayuda de un procesador de alimentos trituramos las verduras y mezclamos la salsa resultante de la mezcla del vino, el caldo y los jugos del asado. Si la salsa es poco consistente, podemos diluir un poco de harina de maíz en agua fría y agregar esta mezcla a la salsa. Esto hará que el resultado sea mas uniforma y espeso. (De ser necesario, también podemos rectificar el punto de sal).

Finalmente podemos servir los medallones acompañados de esta salsa.

¡Buen provecho y Felices Fiestas!

Compartir en:

CONVERSATION