image1 image2 image3

BIENVENIDO A LA MACELLERIA | DESCUBRE UNA EXCLUSIVA SELECCIÓN DE CARNES MADURADAS | VEGETALES SELECCIONADOS | Y MERCADO ARTESANAL

Tips para identificar la calidad óptima de la carne


Al momento de comprar carne, muchas veces nos cuesta identificar cual es el estado óptimo de la misma, e incluso nos dejamos llevar por creencias populares que muchas veces no resultan del todo ciertas. Aquí hay algunos consejos a tener en cuenta al momento de adquirir cualquier tipo de carne.










La calidad de la carne se define generalmente por su porcentaje de grasa, su aspecto, olor, firmeza, jugosidad, ternura y sabor. Debemos tener en cuenta que la calidad que otorgamos como consumidores es meramente subjetiva; pues varía de acuerdo a nuestro gusto y percepción.

En términos nutricionales la calidad es objetiva, pues depende de ciertos factores que la afectan desde su origen hasta el consumidor final.


Apariencia visual y firmeza

Visualmente identificamos la carne de calidad basándonos fundamentalmente en su veteado (delgadas vetas de grasa que se distribuyen por todo el corte que aportan un valor positivo en el sabor y jugosidad de la carne), color, y retención de agua. Un corte de carne de calidad, presenta un color uniforme y en algunos tipos de carne como el cerdo y ternera presenta veteado.

La carne en buen estado se ve más firme que blanda, sin llegar a ser dura.  Es decir, la consistencia debe ser suave sin llegar a ser blanda.


Suavidad

La suavidad de la carne tiene directa relación con la especie y edad del animal. Aquí es importante tener en cuenta que las carnes maduradas y empacadas al vacío son más suaves y presentan un sabor más intenso que las que no tienen determinado tiempo de maduración.


Olor

El corte de carne debe tener un olor suave y con ligera diferencia de un tipo de carne a otro. No es recomendable adquirir un corte de carne que presente un olor rancio o fuera de lo común.


Jugosidad y sabor

La jugosidad de un corte de carne está relacionada con el veteado y el porcentaje de grasas presente en el mismo. Un porcentaje de grasa ideal permite tener un corte de carne mucho más jugoso y con mejor sabor que uno sin grasa.

Un corte de carne ideal, tiene un ligero borde de grasa y un veteado que en conjunto ayudan a retener los jugos y nutrientes.


Compartir en:

CONVERSATION