image1 image2 image3

BIENVENIDO A LA MACELLERIA | DESCUBRE UNA EXCLUSIVA SELECCIÓN DE CARNES MADURADAS | VEGETALES SELECCIONADOS | Y MERCADO ARTESANAL

Mitos: ¿Es mala la carne roja para nuestra salud?

Cuando consultamos a nuestro nutricionista, lo más probable es que nos diga que una alimentación adecuada debe incluir productos de todos los grupos alimenticios, incluyendo también los de origen animal.

Aunque alimentos como la carne tienen un impacto favorable en una dieta balanceada, han sido objeto de cierto desprestigio a raíz de mitos urbanos de una forma un tanto injustificada...



Para el caso de las carnes rojas, uno de los alimentos más atacados por rumores y comentarios, nos podemos remontar a los años 70, cuando en Estados Unidos aumentaron radicalmente las cifras de muerte por enfermedades cardiovasculares; los cuales relacionaron el problema con los niveles altos de colesterol, y a su vez de forma automática con las carnes rojas.

Mito: Las carnes rojas y el colesterol

Si bien durante mucho tiempo e incluso aún muchas personas piensan que los problemas cardiovasculares son originados por los altos niveles de colesterol, un estudio reciente dirigido por el Dr. Hazen, de la Clínica de Cleveland, demuestra escencialmente que el nivel alto de colesterol es un indicador de problemas cardiovasculares, más no el origen de los mismos.

De hecho, este tipo de problemas están relacionados con algo más que las grasas saturadas y el colesterol en alimentos de origen animal.


Lo Obvio...

Siendo así culpar a las carnes rojas de algún deterioro es nuestra salud es poco acertado y bastante parcial si no tenemos en cuenta que cualquier alimento en exceso puede traer consecuencias negativas y que además, si llevamos una dieta desbalanceada y sin incluir el deporte es nuestra rutina, no podemos esperar consecuencias favorables para nuestro organismo.

Desde luego la carne no es un alimento indispensable en nuestra dieta (así lo demuestran quienes optan por no consumirla) , sin embargo en las proporciones adecuadas aporta en grandes cantidades hierro, zinc y tiene muchas ventajas para nuestro organismo; por ejemplo,  el 97% de la proteína que aporta la carne es digerida por nuestro cuerpo, además contiene un alto patrón de aminoácidos, lisina y metionina, que contribuyen a la regeneración y producción de tejidos en el cuerpo.

La clave está en una dieta balanceada y un estilo de vida activo y saludable.








Compartir en:

CONVERSATION